HEARTBEATS.

martes, 10 de mayo de 2011

- Lo más normal sería que hubieses dejado de importarme, que no fueras nada. Que todos esos momentos fueran historia. Que no quedase nada de aquellas tardes o de esas "verdades" que me decías que ahora veo tan lejos... Lo lógico en este caso, sería que me hubiese olvidado de ti. De tu sonrisa, tu carácter, tu orgullo, tu mirada, tus tonterías, tu forma de ser... Lo que pasa, es que no le veo sentido. No sé por qué, pero no puedo. No se supera todo eso tan rápido. Nadie puede decir "ahora te olvido", y ya está. Eres importante. Eras mi segundo yo, mi otra parte. Era todo tan, no sé, no puedo describirlo. Pero decidiste que se acabara. Y no hay día en que no me acuerde de todas esas cosas. Es cierto, no hay día en que no me acuerde de ti.

2 comentarios: